ChitréDiócesis

Celebración de acción de gracias por 25 años de consagración

Los 25 años de consagración de la Hermana Argelis Vega Vega se llevaron a cabo en la Catedral San Juan Bautista de Chitré ante la presencia de una feligresía unida, entre familiares, amigos y conocidos. 

La misa fue presidida por Monseñor Rafael Valdivieso Miranda, quien al dirigirse a la feligresía hizo referencia que un consagrado es un mensaje para todos los bautizados. “Ya que todos buscamos aquello que llene nuestra vida, Dios expresa su amor en todo lo creado, pero aquel que los busca trasciende todo lo creado y se puede llegar a decir con San Pablo que Todo lo considera basura, ante la presencia de Jesús”, explicó. 

Argelis Vega Vega procede de una familia católica, que estuvo presente en la solemnidad. En ese día especial, la acompañó su madre María De Jesús Vega y su padre José Manuel Vega, además de su hermano Rigoberto Vega. También estuvieron todas sus hermanas de la comunidad religiosa, La Asociación Diocesana de las Hermanas Teresianas del Espíritu Santo. 

Explicó Monseñor Valdivieso que la presencia de Jesús da ese testimonio que cada persona que se consagra al Señor como lo ha hecho la Hermana Argelis. En la Eucaristía todos dieron las gracias por su consagración. 

Comentó que, al encontrar el amor la vida toma nuevas características esenciales y es ese gesto de amor y la misión del consagrado es comunicar el rostro amoroso de Dios. la Iglesia agradece la respuesta de amor que la hermana Argelis ha dado a Dios y se manifiesta en el servicio a la comunidad. 

La hermana Argelis al terminar la Eucaristía, dio sus palabras de agradecimiento a Dios por medio de una oración y terminó con una frase del sacerdote Segundo Familiar Cano “El que ama tiene alas”. 

Artículo anterior

Dios nos ama desde siempre

Siguiente artículo

Dios habla en lugares diferentes