DiócesisSantiago

Consagran a monaguillos

Con la celebración del IV Domingo de cuaresma se llevó a cabo la consagración de los nuevos servidores del altar o monaguillos de la parroquia San Juan Evangelista, con la participación de 39 servidores de diferentes comunidades que la conforman.

Esta celebración realizada el 31 de marzo, fue compartida por una feligresía entusiasmada por la disposición de todos estos niños y jóvenes que fueron consagrados.

De acuerdo con el sacerdote Luis Fernando Flórez, párroco de San Juan Evangelista, “el monaguillo es uno de los servidores más queridos y entrañables de la Iglesia. Da importancia a las celebraciones litúrgicas y colabora como servidor del altar. Por eso el ambiente solemne y festivo que da este domingo de cuaresma”.

Fue una ceremonia solemne y con signos que expresaban el profundo sentido y significado que tienen en la Iglesia. Los mismos fueron llamados por sus nombres y se les formularon interrogantes que responden a su llamada, su identidad y su misión.

“En la pastoral de monaguillos parroquial es un sueño y es una meta: fascinar, acompañar, formar mediante el proceso a nuestros monaguillos, de esta manera para que sea cuna de vocaciones para la iglesia diocesana en todas sus formas”, explicó el padre Flórez.

Esta ceremonia que consagra a quienes apoyan al sacerdote en las celebraciones eucarísticas, presenta signos que resaltan para mostrar la importancia de este ministerio en el altar, la participación de coordinadores y padres de familia para mantener en estos niños y jóvenes esa gracia entorno a su servicio.

Artículo anterior

Motivados para servir

Siguiente artículo

Retrouvaille: Una misión de amor