Portada

Retrouvaille: Una misión de amor

Panamá fue la sede de la Segun­da Convención para Centro y Su­ramérica de Retrouvaille, un programa dirigido a matrimonios en crisis y conflicto que buscan re­novar su relación y reencontrarse a través del amor, el perdón y la confianza.

Parejas líderes de estos países se dieron cita en este encuentro en donde se compartieron experiencias con miras a seguir sal­vando matrimonios alrededor del mundo.

Los esposos Telma y Gerardo Romei vinieron desde Paraguay para este evento. Tienen 43 años de casados y desde hace 22 años se han convertido en verdaderos apóstoles de este programa. Son beneficiarios de Retrouvaille y su testimonio da fe del aporte que esta iniciativa hace en las familias.

Ellos junto a muchas parejas de matrimonios católicos y sa­cerdotes asesores, realizan una valiosa tarea de acompañamiento y orientación. El principal obje­tivo del programa es que ambos cónyuges se reencuentren, con­sigo mismo y con su pareja, para comenzar el camino de la recon­ciliación y lograr una sanación completa y plena.

Gerardo Romei explicó que Re­trouvaille nació en los años 70 en Canadá y se ha expandido por todo el mundo ayudando a pare­jas en conflicto, pero partiendo de la premisa de que «No hay matri­monio sin conflicto»; y tampoco hay que esperar hasta el último momento para buscar ayuda.’: A.sí como las personas buscan maestrías y doctorados en su vida profesional, decimos que Retrou­vaille es un curso de especializa­ción en relaciones matrimoniales, que les dará herramientas para toda la vida», destacó.

Él y su compañera aseguran que en una pareja, es muy importan­te atender esas señales de alarma como cuando hay periodos de silencio o de indiferencia; cuan­do cada uno busca satisfacer sus propias necesidades, olvidándose que en un matrimonio cristiano, el donarse recíprocamente es lo que Dios nos pide, «amar como yo los amo».

«El primer paso es reconocer que hay un problema para empe­zar a sanarse. Tenemos cada uno que reconocer mi necesidad de cambiar y ese es el primer paso, el deseo de cambiar, de perdonar y querer ser perdonado», destacó Telma.

¿En qué consiste Retrouvaille?

El programa consta de cuatro etapas que comienzan con una entrevista donde se le dan deta­lles a la pareja del paso que están dando al inscribirse. Luego par­ticipan de un fin de semana en un lugar tranquilo, donde podrán compartir con otras parejas, se abordan diversos temas como los estilos de personalidad, la con­fianza, el perdón y la sanación, entre otros.

Luego de este fin de semana, se ofrecen 12 sesiones de segui­miento para profundizar técnicas de comunicación y otras herra­mientas que logren reconstruir la relación. Y la última etapa es el CORE (Continuando Retrouvaile), esta es opcional para aquellos matrimonios que quieran formar parte de un pequeño grupo de reflexión para discutir temas del matrimonio y la familia.

Realidad actual

El sacerdote Domingo Escobar es el asesor de Retrouvaille en Panamá. Asegura que éste es un tema integral ya que uno de los principios básicos de la pastoral familiar es que si mamá y papá son una pareja saludable, tendrán hijos felices. Asimismo, si no son una pareja funcional, sus hijos lo sentirán.

Explicó que no hay que espe­rar hasta que exista una crisis en el matrimonio, pues poco a poco se van dando situaciones que son síntomas de que algo no anda bien. «Cuando podemos identifi­car cómo se era en el tiempo de noviazgo y al principio de la rela­ción en comparación con lo que se está viviendo en el presente y cuando vemos que hay una dife­rencia entre lo que éramos y lo que somos hoy día, significa que hay hechos que dejan entrever que hay un distanciamiento y se debe buscar ayuda».

Una de las situaciones que se han identificado es que las parejas se quedan solas. Algunos con ese principio de que nadie se debe enterar, guardan silencio y no buscan ayuda.

El padre Domingo nos invita a superar esos esquemas antiguos y cuidar ese regalo que Dios nos da que es la familia.

En Retrouvaille se orienta a la pareja para que puedan conocerse cada vez mejor, saber cuál es su personalidad, aceptarse tal como es y asimismo entender al otro.

Salvando matrimonios en Panamá.

Esther y Fernando Briceño son los coordinadores de Retrouvai­lle en Panamá. Este año cumplen 15 años en el programa y no hay mayor satisfacción para ellos que poder decir que aproximadamen­te 850 matrimonios han partici­pado del programa en el país y son testigos de cómo parejas que tuvieron separadas o a punto de divorciarse y después de tantos años han tomado la decisión dia­ria de amar, de perdonar, de con­fiar y de comprometerse y verlos juntos lo que nos demuestra que «No todo está perdido» y que vivi­mos en la creencia de que el ma­trimonio tiene el derecho otorga­do por Dios de sobrevivir.

Artículo anterior

Consagran a monaguillos

Siguiente artículo

Tareas más humanas propone el Vicariato