salud

Diabetes: enemigo silencioso

La inactividad física y mala alimentación en las personas, son algunas causas de esta enfermedad crónica, considerada como no transmisible.

Donna Joe Zamora C.

La diabetes es una enfermedad crónica no transmisible que se caracteriza por un aumento de la concentración de glucosa en sangre debido a que el páncreas no produce, o el organismo no utiliza la insulina de forma adecuada, siendo uno de los problemas de salud con una alta tasa de muertes, discapacidad y deterioro de la calidad de vida de las personas que la padecen.

De acuerdo con el último censo realizado por la Caja de Seguro Social (CSS) y el Ministerio de Salud (Minsa) en el 2019, la diabetes registró un 13.1% de prevalencia en la población, lo que equivale a unos 200 mil o más panameños afectados con esta condición de salud crónica.

“En nuestro país, la diabetes está incrementándose debido a temas de malos hábitos alimentarios y la inactividad física”, expresó la Dra. Mali Alzamora, coordinadora nacional de Medicina Familiar de la CSS.

Unos 200 mil panameños están afectados con esta condición de salud crónica.

Señala la Dra. Alzamora que “existen varios tipos de diabetes, las cuales a medida que va aumentándose el rango de edad, vamos a tener mayor riesgo de desarrollar. La diabetes tipo 1, que anteriormente se hablaba como diabetes infanto juvenil, realmente hay dos picos conocidos, uno que está vinculado entre los 4 y 7 años y otro que va asociado con el desarrollo del niño, generalmente adolescente de entre 10 y 14 años”.

Posteriormente, explicó la especialista, después de los 40 años “tenemos la mayor tasa o incremento en el adulto joven; sin embargo, hay otros tipos de diabetes como es la que llamamos la diabetes autoinmune, que puede afectar a personas con 25 años o menos, pero son tipos mucho menos frecuentes en nuestra población, porque van asociadas a cargas genéticas o hereditarias”.

También, existe la prediabetes, que indica que el paciente está en el estado previo a una diabetes como tal, en este caso podemos mejorar lo que es el autocuidado y los hábitos saludables para evitar llegar a diabetes o atrasar los síntomas.

Síntomas y alimentación

Pérdida de peso, sed, ganas de orinar frecuente y hambre intensa, sintiendo que no se sacia, son algunos de los cuatro síntomas cardinales que se ven frecuentemente en pacientes que no conocen que son diabéticos.

“Cuando se le está dando recomendaciones al paciente se le habla de que precisamente lo que son embutidos procesados, derivados de chorizo y salchichas, este tipo de productos debe evitarlos, se menciona que usualmente en este caso la idea es que sean carnes blancas por ejemplo: pollo, pavo, pescado, y las carnes rojas deben limitarse de dos a tres veces por semana, sobre todo si, además, el paciente  sufre de hipertensión”, indicó la doctora.

De igual manera, recomienda que se mantengan métodos de cocción que sean lo más saludables posible, a la plancha, horneados o salcochados, evitando que sean fritos, para no agregar una grasa adicional.

El mejor remedio es la «Prevención»

AZÚCAR. En cuanto a las bebidas, lo mejor es evitar las altas en azúcares.

Entre los puntos claves para prevenir la diabetes está el realizar una actividad física de forma regular. También es fundamental mantener una alimentación balanceada y nutritiva.

Mantener el control de estrés. El estrés excesivo es una barrera importante para el control eficaz de la glucosa y un peligro para la salud en general.

La ingesta de agua nos ayuda como punto clave para poder mantener la salud, no solo la diabetes, sino ante cualquier otra enfermedad.

Artículo anterior

A la espera de la beatificación de la "Niña Anita"

Siguiente artículo

Consejos para ayudar a los hijos y alumnos en el estudio (Parte I)