Actualidad

El amor hace la fuerza

En medio de la pandemia del COVID-19, la Fundación Amigos del Niños con Leucemia y Cáncer (FANLYC) tuvo que reinventarse para mantener los programas de ayuda a los niños con diagnósticos de cáncer.

El 2020 fue un desafío para el planeta Tierra, para el país, y también para Fanlyc, para su voluntariado y para el equipo que forma parte de esta organización.  Fue esencial el amor y la solidaridad de miles de amigos, el entusiasmo de empresas comprometidas, el apoyo incondicional de Instituciones del Estado, aquellos voluntarios que vencieron la distancia para servir, y el compromiso del equipo de Fanlyc para ayudar a más de 600 niños, niñas y adolescentes con diagnóstico de cáncer. 

BENEFICIARIOS. Se entregaron bolsas de comida en las casas de los niños.

Para Leslie Ducruet, Fundadora y Directora Ejecutiva de Fanlyc, “el mayor desafío durante la pandemia fue el traslado de pacientes a los hospitales, atravesando cercos sanitarios, cuarentena total, disminución de ingresos, la coordinación de citas por la suspensión de atención en consulta externa, y el riesgo de contagios en el transporte público.  Se logró trasladar, en la flota de Fanlyc, a cientos de niños hasta la puerta de su casa, y se recibió apoyo incondicional de instituciones del Estado que brindaron ambulancias, autos de doble tracción, botes, helicópteros y busitos para traer a los niños desde cualquier punto del país”.

Abigail Quintero, madre de Amisadai Abrego-3 años
“Llegamos al Hospital del Niño en julio de 2020, nos mandaron desde Changuinola, porque sospechaban que tenía un tumor en su ojito derecho. Le diagnosticaron un Retinoblastoma.
Desde entonces no hemos regresado a Bocas del Toro, cuando Amisadai no está hospitalizada para su tratamiento, entonces estamos en la Posada Yo tengo un Amigo de Fanlyc. Aquí nos han tratado muy bien, nos ayudan con todo lo que necesitamos y no hemos pagado ni por el hospedaje ni por la comida, tampoco por lavar la ropa, ni nada. Tengo otros dos hijos en Bocas, posiblemente este mes podemos regresar para estar juntos. Fanlyc también me va a apoyar con el viaje a casa”.

Un total de 139 niños recibieron hospedaje, alimentación, traslados y servicio de lavandería de forma gratuita durante la pandemia en la Posada Yo Tengo Un Amigo. Fue necesario mantener durante todo el tiempo a cada familia de forma permanente en su habitación, utilizar desechables, y llevar la alimentación al cuarto para evitar el uso del comedor y áreas comunes.

MANTENER LA ESPERANZA

Dadas las circunstancias por la pandemia, Fanlyc tuvo que reinventarse para realizar sus actividades anuales. Se trabajó en implementar el uso de plataformas digitales para recibir donaciones, y las campañas se dirigieron al donante individual que empezaba cambiar. También su forma de comprar, pagar, trabajar y hasta donar de manera virtual. Además, se realizaron campañas publicitarias de recaudación de fondos, para divulgar las necesidades de los niños y cumplir los retos de la organización, entre ellas: Distantes pero unidos, El cáncer no respeta la Cuarentena, Relevo por la Vida-  El desafío de Fanlyc, y “el Delivery del Niño Dios” en Navidad.

En lo más alto de una montaña, en un lugar de difícil acceso, una madre suspiró y dijo: “el amor hace la fuerza, FANLYC está aquí”.

ACCIONES QUE INSPIRAN

El voluntariado ha sido fundamental en todos los desafíos de Fanlyc, sin reuniones presenciales se logró contar con el apoyo de cientos de voluntarios realizando actos de héroes, llevando comida, juguetes y atención a niños hasta sus hogares, en lugares muy remotos.

Al voluntariado corporativo y a las empresas e instituciones que apoyan la causa se les presentó una nueva modalidad de relevo por la vida, una manera virtual de participar en la carrera, aportar fondos y apoyar la vida de los niños. El éxito estuvo en utilizar una aplicación que permitió un impacto mundial y lograr que, durante la cuarentena, más de 21,000 participantes caminaron o corrieron por los niños y se recaudaron fondos para continuar con los programas de hospedaje, traslados y acceso a tratamientos.

Retos FANLYC 2021
  • El principal reto es seguir operando para garantizar hospedaje, transporte, traslados, alimentación y medicamentos a más de 600 niños y adolescentes con diagnóstico de cáncer.
  • Implementar nuevas plataformas tecnológicas para donar de forma virtual.
  • Fomentar la participación del voluntariado y los amigos en la obtención de recursos para distribuir la ayuda a las familias.

Puedes hacer donaciones a través de banca en línea a la cuenta corriente de FANLYC 03-17-01-000558-3 del Banco General.

Evelyn Ábrego
Madre de Edwin Brown- 3 años
A Edwin le diagnosticaron un Linfoma de Hodgkin en agosto de 2020, y desde entonces ha permanecido hospitalizado en el Hospital Materno Infantil José Domingo de Obaldía en David. No hemos vuelto a nuestra casa en Changuinola, allá tengo otras dos niñas con mis padres, una de 4 y otra de 2 años. Esta semana llegamos a Fanlyc, pues Edwin recibirá un tratamiento de Radioterapia en el Instituto Oncológico Nacional (ION). Él está muy contento en la Posada, jugando con carritos en el patio interior, nos cuidan mucho y están pendientes de todo lo que necesitamos para cumplir con los tratamientos.

Rosa Ortiz
Madre de Jocelin Zapata- 3 años
Somos de Chiriquí, más allá de Soloy, en la Comarca. Cuando ella tenía 5 meses, en abril del 2018, se diagnosticó de Leucemia Linfoblástica aguda y le hicieron tratamiento en el Hospital del Niño. Tuvo una recaída en julio de 2020, y tuvimos que empezar el tratamiento de nuevo, pero esta vez en el Hospital Materno Infantil José Domingo de Obaldía en David. Ahora estamos hospedadas en Fanlyc porque tenemos radioterapia (12 sesiones en el ION), no sabemos cuánto tiempo vamos a estar acá. A veces pierdo la esperanza, y entonces me acuerdo de los niños que he visto sobrevivir, y la vuelvo a tener.
Jocelin tiene un registro de 334 admisiones en La Posada.

Artículo anterior

Más de cinco mil jóvenes gritan un canto de esperanza

Siguiente artículo

“Ven y lo verás” es el modo con que se comunica la fe cristiana