CulturaVariedad

El deporte como cultura

Hoy por hoy el deporte es un fenómeno socio – cultural de primer orden con una capacidad de convocatoria de millones de ciudadanos de distintos pueblos y culturas.
La práctica deportiva es una actividad de masas. En efecto, el interés de grandes sectores de todas las capas sociales de la población por esta vertiente del deporte, tanto como espectadores directos como consumidores de información deportiva, es tal, que no sólo ha dado lugar a la construcción y ampliación de enormes estadios, a la aparición de una importante cantidad de prensa especializada y de programas informativos de televisión sobre deporte, a la creación de canales de televisión dedicados exclusivamente al deporte, sino que también ha llevado, recientemente, a que las cadenas de televisión incorporen en sus noticiarios diarios generales a un presentador especializado en temas deportivos.
En tiempos pasados, se concebía el deporte como una práctica que delimitaba las diferencias de sexo y clase social. En la actualidad la realidad deportiva es muy diferente a la de siglos atrás. En esta sociedad capitalista, hay una gigantesca actividad empresarial, económica, financiera y de intereses comerciales, en torno a un deporte profesionalizado.
En medio de esta realidad, el Papa Francisco muestra otra cara del deporte: “toda disciplina deportiva ofrece la posibilidad a las personas, especialmente a los niños y jóvenes, de crecer en el equilibrio, en el auto control, en el sacrificio y en la lealtad hacia los demás.”
En palabras del Papa Francisco, “el verdadero deporte favorece la construcción de un mundo más fraterno y solidario, contribuyendo a superar situaciones de injusticia y dificultad humana y social”.

Artículo anterior

En tu vocación está tu felicidad

Siguiente artículo

Quieren conocer nuestra cultura