ComunidadJóvenes

El poder de la cooperación

“Quien funda una cooperativa cree en una forma diferente de producir, traba- jar y permanecer en la sociedad. Los que encontraron una cooperativa tienen algo de la creatividad y el coraje de aquellos cuatro amigos del paralítico. El “milagro” de la cooperación es una estrategia de equipo que abre una brecha en el muro de la multitud indiferente que excluye a los que son más débiles”. 

¿Sabes quién dijo esto? Nada más y nada menos que el Papa Francisco. Sí, en reiteradas ocasiones ha manifestado estar convencido de que la cooperación cristiana es el camino correcto. “Puede parecer más lento económicamente, pero es la manera más efectiva y segura de hacerlo” dijo a los miembros
de la Confederación Italiana de Cooperativas en su aniversario número 100. Para el Santo Padre el éxito del modelo cooperativo ha sido posible porque com- bina “por un lado, la lógica de la empresa y, por otro, la de la solidaridad: solidaridad interna con sus miembros y solidaridad extrema con los destinatarios.”

Y así precisamente se llama la cooperativa de la Iglesia Católica panameña.
Creada por iniciativa de monseñor Marcos Gregorio McGrath, entonces Arzobispo de Panamá, desde 1980 sacerdotes y laicos se unieron para fundar la Cooperativa de Ahorro y Préstamos La Solidaridad R.L. 

Abierta a los jóvenes 

Para Kathia Díaz, presidenta actual de la Junta Directiva de la Cooperativa La Solidaridad, a través de este movimiento vivenciamos lo que es la búsqueda y la construcción del bien común, en el que todos hacemos fuerza para salir adelante. 

El objetivo principal es la de servir a las necesidades de sus miembros. En Asamblea, todos los miembros pueden participar en la toma de decisiones de 

la cooperativa.
Señala que, para formar parte de esta familia, simplemente la persona debe ser mayor de 18 años, que sea católico o que participe de algún movimiento. Que tenga espíritu de iniciativa y trabajo en equipo, deseos de incrementar la prosperidad, de manera responsable y comprometida.
“Quienes deseen conocer más sobre 

las afiliaciones, pueden dirigirse a la oficina 208 del Arzobispado de Panamá en horario de oficina, con gusto le recibiremos” afirmó. 

Artículo anterior

Arte de las mujeres unas en el museo del canal

Siguiente artículo

Comparten experiencias en cárcel fuera del país