Actualidad

Expectativas por el retorno a clases en Panamá

Durante estos dos años, ha sido importante la formación de los docentes para afrontar el regreso a las aulas de clases

Karla Díaz

 

Luego de dos años de aulas virtuales, los estudiantes panameños regresan a las escuelas y colegios de manera presencial. ¿Cómo afrontar esta nueva realidad? ¿Qué esperar de este regreso a clases después de una pandemia que nos encerró en nuestros hogares y que aún no termina?

La mayor preocupación de Sonia Jaramillo, madre de una niña de 8 años, es que siente que su hija no ha aprovechado al máximo y como debe ser estos dos últimos en los que las clases se han dado a través de una pantalla.

Como a muchos, le ha tocado sentarse frente al computador con su hija, guiarla, explicarle y sentirse como toda una maestra, ya que la interacción entre docente y estudiante no se dio, o por lo menos, no del todo.

“Siento que los chicos, en su mayoría no pudieron aprovechar estos 2 años como lo hubieran hecho de manera presencial. La tecnología fue una herramienta muy útil, pero creo que los papás concluimos en que no es lo mismo”, dijo

COLEGIOS Y ESCUELAS. Deberán cumplir las normas de sana convivencia y seguridad para evitar contagios.

Agregó que, durante este tiempo de vacaciones, su niña ha jugado, pero también se ha tenido que sentar con ella a reforzar todo el material dado durante el pasado año, con la finalidad de cargar las baterías y empezar con todo el 2022.

En este sentido, el Profesor Montgomery Jhonson, Secretario Ejecutivo de Educación de la Conferencia Episcopal Panameña, destaca que ciertamente hay muchos desfases sufridos en este tiempo, por lo que hay que practicar y ejercitar más el estudio.

“En la presencialidad hay que recuperar los valores de la honestidad y responsabilidad; ahora no hay excusas como «se cayó el internet» para salirse de clase, esto debido a que las evaluaciones en línea tenían muchos vicios de falta de honestidad y transparencia”, destacó.

Además, resaltó que hay desfases académicos serios sufridos por los más chicos en habilidades motoras finas, como: agarrar un lápiz, la escritura y  caligrafía que no se han practicado en 2 años.

Regreso a clases seguro
  • El ingreso a las aulas se realizará de forma obligatoria con mascarillas por parte del personal administrativo y profesores, estudiantes y visitantes para evitar el riesgo de contagio.
  • Realizar la limpieza diaria, antes y después del uso de: aulas, laboratorio, oficinas administrativas, baños, comedores, pasamanos, mobiliarios y utensilios
  • Los docentes deben velar para que los estudiantes cumplan con las medidas de bioseguridad dentro de la escuela o colegio y apoyarles en todo momento

Hay que reconocer que algunos niños no aprendieron bien, y otros tal vez los dejaron de practicar por lo que se deben tomar en cuenta las adecuaciones pos pandémicas, de poder nivelar los conocimientos de lenguaje escrito y oral.

Por otro lado, la nueva normalidad también incluye el no bajar la guardia, pues el virus no se ha ido y las normas de bioseguridad deben seguir cumpliéndose al pie de la letra.

El docente considera que el cumplimiento de las normas es importante, sin embargo, lo es más el reforzamiento de las medidas de higiene personal en los alumnos.

“El lavado de manos, no toser o estornudar frente a otros, esto también conlleva la práctica de la solidaridad, que cuidarse a uno mismo también implica cuidar del otro: yo me cuido tú me cuidas”

EQUIPO. Estudiantes, docentes y padres de familia deben unirse en la nueva realidad.

Y en cuanto a lo humano hay que rescatar procedimientos y costumbres básicas de relaciones interpersonales, desde lo más sencillo, recordar cómo lucir correctamente un uniforme, cómo sentarse correctamente, sabiendo que ya el salón no es virtual, sino real y presencial.

La importancia de los docentes

La vuelta a clases de manera presencial será todo un proceso que la comunidad educativa en general debe afrontar. Para el padre Jorge Rivera, Delegado Episcopal de Educación de la Arquidiócesis de Panamá, es importante que los educadores vayan preparados y con una mente abierta para sensibilizarse frente a las diversas situaciones que se van a presentar.

“Es importante que como docentes nos abramos al regreso de nuestros estudiantes para poder fortalecerlos en su vida espiritual, intelectual y humana, procesos importantes que deben ser primordiales en este momento de vuelta a clases”.

Y esto lo destaca porque con todo lo que hemos vivido en  esta pandemia, está seguro de que los maestros y profesores se van a encontrar con diversas circunstancias, como la pérdida de familiares a causa del COVID-19, situaciones económicas duras en el entorno familiar o situaciones en su aprendizaje.

PREPARADOS. Los docentes serán de gran apoyo emocional y humano para los estudiantes.

“En este momento coyuntural, los chicos van a venir con muchas situaciones de vida, y tendremos que armar equipos psicopedagógicos en las escuelas para poder orientar, fortalecer y darle un mayor desarrollo al aprendizaje”, dijo

Agregó que todos debemos trabajar en equipo, docentes, estudiantes padres de familia  y personal administrativo en esta vuelta a la presencialidad  aprendiendo nuevamente a convivir juntos, aun manteniendo las  normas de bioseguridad en las distintas instituciones para poder sacar lo mejor de este nuevo año lectivo que iniciamos.

 Todos hacemos parte de este nuevo comienzo en el que no podemos ser iguales a hace 2 años atrás. La pandemia debió dejar lecciones que aprender tanto en el sentido humanista, hasta lo administrativo y pedagógico. Por ello es importante  rescatar y mantener los instrumentos digitales de enseñanza, con tecnología activa y la máxima atención para nuestros estudiantes.

LAVADO DE MANOS. Sigue siendo fundamental en la batalla contra el virus.

Artículo anterior

La Iglesia escucha y consulta al Pueblo de Dios

Siguiente artículo

Obispos panameños llaman a Oración y Ayuno por la paz en Ucrania