Inicio

Fase de solidaridad cierra el 18 de julio con una “Campañatón”

Campaña Arquidiocesana pondrá término a la Fase de Solidaridad con música, testimonios y la participación de predicadores, en el estacionamiento de la parroquia Nuestra Señora de Lourdes en Carrasquilla, transmitido por FETV y Radio Hogar.

Eduardo Soto P.

“Será un momento de alegría y esperanza”, dijo el presidente de la Campaña Arquidiocesana, Mario Filópoulos, al referirse a la “Campañatón” con la que se cerrará la fase de solidaridad.

El programa incluye presentación en concierto de varios grupos musicales católicos, predicadores en tarima, testimonios de donantes y agentes de pastoral que atienden en las diversas obras de misericordia de la Iglesia, con la transmisión en directo de FETV, el Canal de la Misericordia, y Radio Hogar, de acuerdo a Filópoulos.

CORRESPONSABILIDAD. A todos los fieles les compete aportar para que las obras de misericordia de la Iglesia no se detengan. Este año, cuando por la pandemia no se pueden repartir alcancías, se está usando el sobre de corresponsabilidad. (Foto Omar Montenegro)

“Guardaremos todas las medidas de bioseguridad que exigen las autoridades del Ministerio de Salud para el beneficio de todas aquellas personas que quieran venir a donar de manera presencial, pues aquí tendremos la alcancía gigante de la Campaña”, explicó por su parte Carlos Abel Bravo, expresidente de la entidad y actual directivo.

Aquí no termina

Esto no quiere decir que el 18 de julio se cierran las cuentas.

De acuerdo a Carlos Abel Bravo, exdirector de la Campaña, los donantes generosos pueden continuar donando dinero a la Campaña a lo largo de todo el año, y para eso se han establecido mecanismos digitales.

Filópoulos y Bravo coincidieron en señalar que tanto las transferencias bancarias, la donación recurrente mediante tarjetas de crédito y el innovador “Yappy”, son recursos que se mantendrán activos para que los amigos de las obras de misericordia continúen ayudando.

Por año, la Campaña se empeña en recaudar 1.2 millones de dólares, dinero que en el 2020 no entró a las arcas.

Necesidades

Este paréntesis en la recaudación, causado por la pandemia, ha provocado serias consecuencias en la economía de la Iglesia arquidiocesana.

Tal vez lo más delicado ha sido la suspensión salarial de los agentes de pastoral que atienden las obras de misericordia, mismas que –a pesar de la falta de fondos– han continuado prestando el servicio a los más necesitados (ancianos, población de calle, jóvenes en conflicto con la ley, etc.).

Aun cuando este personal no está recibiendo su paga, todos han continuado en sus puestos y prestando servicio ininterrumpido en casas de acogida, albergues, comedores y otras obras de pastoral social.

También una mayoría de profesionales, que laboran en el Arzobispado, están suspendidos.

¡A donar!
  • La Cuenta Bancaria de la Campaña Arquidiocesana es: 03-01-01-001485-7. Banco General. Cuenta Corriente. Transferencias Bancarias y Tarjeta de Crédito.
  • Yappy. Busca en el directorio de personas jurídicas que está en la Banca en Línea del Banco General @iglesiaerestu.
  • Sobre de corresponsabilidad que puedes retirar en tu parroquia. Será recogido el domingo 18 de julio.

La mano de Dios

Lo que llama la atención es que, a pesar de la falta de este dinero que entra por conducto de la Campaña Arquidiocesana, las obras de Misericordia no han detenido su andar y algunas, inclusive, han crecido en sus servicios.

Mirna Delgado, una de las Religiosas de la Comunicación Social que regenta el Hogar de la Divina Gracia, indica que solo la presencia de Dios en estas obras explica que hayan continuado funcionando sin ingresos formales.

“Ha sido Dios, siempre pendiente, siempre cuidando de nosotras, y gente maravillosa que Él envía para que nos atienda y nos cuide”, señaló la hermana Mirna.

El Hogar de la Divina Gracia atiende a niñas y adolescentes maltratadas, que requieren atención psicoespiritual.

Lo mismo señala Ariel López, director del Centro de Atención Integral, San Juan Pablo II.

“En el centro tuvimos gastos hasta de 54 mil balboas durante 2020, en plena pandemia, y en lo que va del año ya vamos por B/ 42 mil”, reveló López.

Ese dinero, así como la comida y recursos que se destina para la atención a la población de calle, menores en conflicto con la ley penal, sexoservidoras y personas con diverso tipo de adiciones, ha salido del corazón generoso de muchas personas.

Aunque estas donaciones directas no se han detenido, los fondos de la Campaña Arquidiocesana son necesarios para volver a poner en funcionamiento procesos que se han detenido, y que requieren la ejecución de un presupuesto definido.

Dos obras de Misericordia que siguen operando gracias a la acción de la Providencia

Hermana Daira Rosales.

La hermana Daira Rosales dirige el Hogar de la Divina Gracia, que atiende a niñas y jóvenes maltratadas y que, debido a los últimos escándalos por abuso a menores en albergues, está sometido a mucha presión y falta de fondos, pues la ayuda estatal le fue suspendida hasta que completen costosas remodelaciones en el edificio donde operan.

Ariel López

“Estoy segura que la obra saldrá victoriosa, a pesar de la tormenta que hoy se vive, pues hasta ahora nada nos ha faltado y, todo lo contrario, hemos tenido de sobra para ayudar a personas de la comunidad donde estamos”, señaló Rosales.

Nos están ahogando, pero quienes nos conocen siguen ayudando. Ellas reciben apoyo económico mediante el Yappy 6674-8055.

En situación similar está el Centro San Juan Pablo II, que a pesar de no tener ingresos formales ha recibido apoyo de muchas personas (incluso no creyentes y hasta hermanos separados), porque saben del tipo de trabajo que ahí se realiza.

Pueden escuchar a la hermana Daira Rosales (junto con su cohermana Mirna Delgado) y al directivo de la Campaña Arquidiocesana, Carlos Bravo, aquí:

En el año de pandemia, a pesar de la estrechez, lograron ampliar la obra y ahora manejan un albergue donde 32 hombres que vivían en las calles ahora tienen donde dormir y reciben atención médica.

“Hemos ayudado a otras obras, incluso evangélicas, gracias a que nos sobra”, señaló López.

La entrevista completa con Ariel López, en compañía del presidente de la Campaña, Mario Filopoulos, puede escucharla aquí:

Artículo anterior

Catequistas llamados a la santidad

Siguiente artículo

Rafael Valdivieso: Un pastor entregado a su misión y al servicio del rebaño