Inicio

Imagen de Santa María la Antigua tiene lugar permanente en Nazaret

Después de once años de preparativos, hoy se concretizó el sueño de entronizar la imagen de Santa María la Antigua en la Basílica de la Anunciación, en Nazaret, donde todo empezó para el cristianismo.

Eduardo Soto P./Fotos Omar Montenegro

Esta idea surgió hace más de diez años, durante el periodo preparatorio de los actos conmemorativos por los 500 años de la llegada de la fe a tierra firme americana, de la mano de María.

En 2011, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta encabezó una peregrinación a Tierra Santa y se percató que en la galería de mosaicos dedicados a diversas advocaciones marianas del mundo, no estaba la Patrona de Panamá.

Fue entonces cuando empezó el itinerario para encontrarle un lugar a Santa María la Antigua en esta Basílica que es el templo cristiano más grande en el Medio Oriente.

ENTRONIZACIÓN. Agua bendita e incienso para el mosaico que, por primera vez luego de dos años de pandemia, es entronizado en la Basílica de la Anunciación en Nazaret.

Monseñor encontró en una distinguida dama panameña, Vilma Delvalle de D’anello, el respaldo ideal para el proyecto, que primero se topó como dique con la celebración misma de los 500 años de la llegada de la Fe a Panamá (2013), para luego desacelerar por la elección del país como sede de la Jornada Mundial de la Juventud en 2019.

Cuando todo estaba listo para entronizar la imagen en 2020, una colosal pandemia paralizó el mundo y con este la posibilidad de realizar un acto celebrativo en Nazaret.

No fue hasta este día, 14 de marzo de 2022, cuando pudo darse la ovación “¡Viva Santa María la Antigua … Viva Panamá!”, y se develó el mosaico panameño en la galería mariana de la Basílica de la Anunciación. Eran exactamente la 1:30 de la tarde en el pueblo donde nacieron María y su esposo San José.

SUEÑO Y REALIDAD

El Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta no podía ocultar su entusiasmo por este hito alcanzado después de tanto soñar.

No era el único. Fray Bruno Varriano, guardián y Rector de la Basílica de la Anunciación, también iba y venía con una sonrisa en el rostro en los momentos previos al acto de entronización, que se hizo luego de una eucaristía en la planta alta de la Basílica, y del rezo del Ángelus en la capilla subterránea de la Anunciación, una gruta donde la tradición indica que estaba la casa donde la Virgen pasó su infancia, y el arcángel San Gabriel se le apareció y le dijo: “Dios te salve, María… llena eres de Gracia”.

Y no era para menos. Por dos años Fray Bruno tuvo el mosaico en sus manos sin que fuera posible entronizarlo. La embajador de Panamá en Israel, S.E. Adis Urieta pudo rescatarlo a tiempo, en 2020, antes que este país del Medio Oriente cerrara sus fronteras debido a la pandemia del Covid.

“Estamos alegres porque ahora los miles y miles de peregrinos que vendrán a Nazaret podrán contemplar a la Patrona de Panamá, y pedir su intercesión”, señaló monseñor Ulloa, quien agradeció a Fray Bruno su desinteresado apoyo a la causa panameña.

El arzobispo de Panamá dijo al padre Bruno: “El pueblo que peregrina en Panamá le agradece su disponibilidad para que nuestra Virgen pueda ser compartida en la realidad de los peregrinos que llegan a este manantial a beber de la fe”.

A la embajadora Urieta, monseñor Ulloa también le dirigió palabras halagadoras y de agradecimiento por su empeño en salvaguardar la imagen en momentos de crisis hace dos años.

COMO LOS NAVEGANTES

La embajadora Adis Urieta reveló que logró sacar la imagen de la aduana israelí con “mucho conflicto, pues ya estaba activa la crisis por el coronavirus y el país se estaba cerrando (…) afortunadamente antes del asilamiento logramos traerla a Nazaret, pero ya los peregrinos no pudieron venir para entronizarla”.

“Siempre esperamos que llegara este momento”, dijo S.E. Adis Urieta; “como los navegantes que llevaron a Santa María la Antigua desde España a Panamá, en esos barcos, zozobrando en mares inciertos, hoy después de mucha crisis y pandemia, llegan los peregrinos a entronizar a su patrona en Nazaret”.

Artículo anterior

Casa sacerdotal

Siguiente artículo

En Sevilla, una Virgen de la Antigua con rostro mestizo vuelve a casa