Variedad

La democracia de los sin techo

Previo a las electorales, en el Centro San Juan Pablo II se organizó un simulacro de votaciones en el que participaron alrededor de 50 habitantes de calle, así como trabajadoras sexuales.

“Hay muchas personas que viven en la calle a las que no les interesan la elecciones, hay mucha ignorancia sobre la política. Además de marginados son excluidos, la gran mayoría no cuenta con su cédula de identidad”. Así lo informó Ariel López, director del Centro.

López señaló que gracias al apoyo del Municipio de Panamá se pudo organizar una jornada de cedulación en el mismo centro.

“Para algunos fue la primera vez que participaban en una actividad como esta,  se les habló sobre la importancia de ejercer su derecho al voto y se destacó la obligatoriedad que tiene todo ciudadano de obtener y portar la cédula de identidad personal” afirmó.

Para López la gente que vive en la calle desde que se levanta tiene una rutina, ellos no dejan fácilmente sus vicios para acudir a sacar su cédula, para asistir a un proceso electoral, o para hacer valer sus derechos como panameños en una manifestación. Sin embargo el día del simulacro llegaron al Centro bien motivados a participar.

Colocaron una cajeta y se les entregó una boleta con todos los nombres y rostros de los candi-datos. Al finalizar la jornada ellos mismos contaron los votos y con esa experiencia tenían una idea de quién podía ser el presidente de Panamá.

Artículo anterior

Las huellas del Diaconado Permanente

Siguiente artículo

Formaciones incentivan el desarrollo comunitario de laicos comprometidos