Comunidadsalud

La rinitis y sinusitis se pueden exacerbar si hay humedad en su hogar

Hay pinturas al vapor con efecto retardante, otras antihongos y anti humedad, que controlan la humedad.

José Edwin Sánchez Mendieta

La humedad en diversas áreas del hogar puede afectar considerablemente la salud de las personas alérgicas, provocando problemas respiratorios como sinusitis, rinitis inflamatoria o asma alérgica, entre otros males.

Por ello, es importante que las personas conozcan algunas características que muestran si dentro de la vivienda, existen sitios donde se acumula más de un 50 % de humedad, explicó la alergóloga Rosella Lee.

“El nivel de humedad existente en los hogares no debe exceder del 50 %, lo ideal es mantener un rango entre el 35 y 50 %, para evitar complicaciones”, indicó la especialista. La manera más confiable para medir su porcentaje es mediante el uso de un higrómetro, dispositivo utilizado para este fin.

Recomendaciones
  • Higiene: Cuando el moho ya se ha impregnado en paredes u objetos, es importante  fregar los muros con agua, cloro y jabón para limpiar en lo posible las superficies.
  • Secado de ropa: Evite secar ropa mojada en el interior de la casa, ya que si lo hace, las habitaciones se llenarán de humedad y con eso, aparecerá el moho, por ello, es mejor secarla afuera.
  • Ventilación: esta es una de las mejores acciones para evitar la humedad, es necesario procurar que la luz del sol llegue al ambiente.

La Dra. Lee, quien es integrante del cuerpo médico del Hospital de Especialidades Pediátricas “Omar Torrijos Herrera”, de la Caja de Seguro Social (CSS), expuso que muchos alérgenos (que producen alergia), proliferan en el ambiente y con ello, aumenta la posibilidad de tener un problema de estos tipos.

Algunas formas de prevenir o  minimizar, en lo posible, este problema en las viviendas, es mantener las ventanas abiertas, sobre todo si no se cuenta con un sistema de ventilación.

No es recomendable cubrir zonas afectadas por la humedad y es primordial evitar tender la ropa dentro de casa.  

También, resaltó la alergóloga, que se puede verificar si existen estos riesgos en los hogares, por ejemplo, si observa que en las mañanas hay condensación en las paredes o techo, si las ventanas están empañadas en las mañanas o si el crecimiento de moho está acelerado en los baños.

Rinitis y sinusitis

MALES. La principal consecuencia de las alergias es que perjudican la calidad de vida.

La  sinusitis es una enfermedad producida por la afectación de la mucosa de la nariz y los senos paranasales que son cavidades óseas dentro de los huesos de la cara que están llenas de aire y recubiertas por la misma mucosa nasal.

En un ambiente sano y normal, el aire pasa por las fosas nasales sin problema, pero cuando las personas sufren sinusitis, estos espacios se bloquean y se sufren molestias y dificultades a la hora de respirar.

Existen varios tipos de sinusitis: la aguda y la crónica. Los síntomas son parecidos, aunque varíen los tiempos. Aparece mal aliento y se pierde el sentido del olfato; se tose mucho, sobre todo por la noche, cuando empeora; la garganta duele, la nariz se congestiona y se suele gotear. También puede aparecer dolor similar a presión situada detrás de los ojos o en las muelas.  

La humedad en los hogares, además de ser un problema estético, también agrava esta afección al igual que en la rinitis.

Los síntomas de la rinitis son: picores en la nariz, en la boca, en los ojos e incluso en la piel o la garganta, como consecuencia está la baja en la calidad de vida, de productividad,   tanto escolar como laboral y un incremento en los gastos médicos de la familia y pérdida de horas de sueño.

 

Artículo anterior

Avanzan proyectos pastorales en zona misionera de Metetí

Siguiente artículo

Iglesia Católica pide trato humanitario para migrantes