ActualidadDiócesisPanamá

Más de 40 jóvenes se prepararán para la Misión Juvenil del 2020

La Misión Juvenil 2020 está a la vuelta. Del 6 al 12 de enero decenas de jóvenes, acompañados por sus asesores, se internarán en los campos de Chepo, Tortí, Capira, Chame y San Carlos para llevar a sus pobladores la Buena Nueva.

Son más de 40 muchachos y muchachas de entre 14 y 30 años quienes antes de partir estarán en Pre-Misión en el Seminario Mayor San José, preparándose para la jornada misionera. Esta formación previa se realizará del 4 al 5 de enero venidero.

De acuerdo con el padre Justo Rivas, responsable de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana, antes de iniciar la misión los jóvenes primero afianzarán conocimientos en cuanto a la oración comunitaria, profundizarán en algunos textos Bíblicos y los métodoscatequéticos que utilizarán, que incluye la visita puerta a puerta.

Esta etapa previa a la misión también permitirá conocer el estado de salud física de cada joven. Además, los jóvenes serán agrupados en comunidades juveniles de entre seis y diez misioneros por equipo, según explicó el Padre Rivas.

Misión Juvenil 2020

Durante la misión en las comunidades, en horas de la mañana y la tarde, los jóvenes misioneros tendrán la oportunidad de evangelizar a niños, jóvenes y adultos, a quienes intentarán transmitirles todo lo recibido en el Kerigma, con temas como: ‘el amor de Dios’, ‘el pecado’, ‘Jesús como nuestro salvador y redentor’, ‘la vida en el Espíritu’ y ‘la vida comunitaria’, señaló el P. Justo Rivas.

Se espera que ellos puedan cohesionarse más en la vida misionera y comunitaria, mediante los momentos durante los que también van a cocinar, preparar sus oraciones y sus catequesis.

Durante la Misión Juvenil 2020, se busca que los jóvenes se introduzcan en la vida de las comunidades y vivan una experiencia de inculturación para que hagan más cercano el mensaje del Evangelio.

El padre Justo recalcó que se busca que los muchachos estén dispuestos “a desinstalarse de sus esquemas, que vayan de pesca, a montear con las personas de esas comunidades”. La misión finalizará con todas las comunidades reunidas en celebración y oración basada en la léxico Divina.

El sacerdote responsable de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana invita a sus hermanos sacerdotes a participar y acompañar a los jóvenes en estas comunidades misioneras, a llevar el mensaje del Evangelio y transmitir esa vida que han recibido en Cristo.

La clausura de la misión Juvenil 2020 será con una Santa Eucaristía presidida por el Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, en la Catedral Basílica Santa María la Antigua, el 12 de enero a las 3:00 de la tarde, indicó el Padre Justo Rivas.

La semilla

En cuanto a cómo nace la Misión, el padre Rivas explicó que fue fruto del Sínodo de los Jóvenes en el que –según el Papa Francisco– los jóvenes solicitaron que la Pastoral Juvenil fuera más misionera, actitud que se replicó en la Asamblea Nacional Arquidiocesana de Pastoral Juvenil. 

La misión es una llamada al servicio y al encuentro con los hermanos, y nace de esa respuesta de los jóvenes a la llamada del Señor, al encuentro con el prójimo y al servicio que consiste en desinstalarnos de todo para encontrarnos con él, señaló el P. Rivas.

De hecho esto no es nuevo en Panamá, dijo Padre Justo Rivas, porque existen diócesis que están realizando misiones, por lo que la Arquidiócesis se suma a esta experiencia; esperamos que por medio de esta misión Arquidiocesana, aquellas diócesis que no la están realizando se sumen a esta experiencia.

Artículo anterior

El Espíritu prometido y recibido

Siguiente artículo

Descubramos el valor de los nacimientos o belenes