ChitréDiócesis

Mujeres viven una experiencia de fe

La diócesis de Chitré realizó el cursillo #97 de mujeres en la casa de retiros Damasco. Allí llegaron 15 damas, llenas de expectativas, nerviosas y con mucha ansiedad, sin saber lo que vivirían durante estos tres días.

Con el transcurrir de las horas, la gracia fue llenando esos corazones preparándolas para el  encuentro personal de cada una con el Señor, a través de una convivencia fraterna, llena de amor, apoyo y entrega.

Fue maravilloso ver cómo un grupo de damas, hijas, hermanas, madres, profesionales, jóvenes; de diferentes estatus social se abrazaban  como hermanas en Cristo Jesús, renovadas, llenas de la gracia, fe, esperanza, y con grandes ilusiones.

Felices de la realidad mostrada en estos tres días, se sintieron amadas por nuestro Padre, pero también acompañadas por nuestra Madre Santísima; se les recalcó además que al ser bautizadas son parte importante de la Iglesia católica, con el Papa Francisco a la cabeza.

Con gran entrega, ilusión y espíritu de caridad, el equipo de apoyo conformado por 7 damas de la Escuela de Dirigentes de Chitré vivieron esta experiencia que sin duda marcará sus vidas. Hoy viven su cuarto día con mucha energía de fermentar los ambientes.

Compartieron durante estos días bajo la guía espiritual del Padre Emilio González y la compañía de Monseñor Rafael Valdivieso Miranda.

El objetivo del cursillo es ayudar al participante a descubrir su propio camino, junto a Cristo, y alentarle a comenzar a caminar por él.

Artículo anterior

San Francisco Javier como testimonio de vida y amor

Siguiente artículo

Jóvenes indígenas activos