Actualidad

Niños en permanente oración

La pandemia no ha sido impedimento para continuar con la misión evangelizadora, y los niños del Ministerio de Amigos de Jesús y María Internacional, acompañados por adultos, no han parado dellevar el mensaje del Amor de Dios.

Yoel E. González N.

Puedes encontrarlos en Instagram y YouTube como: ajmpanama y en Facebook como Amigos de Jesús y María Panamá o visitar la página web: www.amigosdejesusymariapanama.com

Son niños en permanente oración, y lo hacen acompañados por adultos,  desde el Ministerio de Amigos de Jesús y María Internacional. Su objetivo es llevar a los niños el mensaje del Amor de Dios y las enseñanzas de la fe católica.

La pandemia no ha sido impedimento para continuar con esta labor evangelizadora. Aproximadamente 500 niños, desde pequeños hasta los 12 años participan de esta experiencia que se realiza desde hace 23 años.

Ante la situación sanitaria que vive el mundo, y nuestro país no escapa a esta realidad, se suspendió el quehacer presencial, pero no se quedaron quietos, se activaron de manera virtual.

Su vivencia de fe los ha llevado a comprender la situación de los niños que padecen cáncer.

Adriana Arias es fundadora de este ministerio en Panamá, y asegura que en este tiempo de pandemia se han conformado 12 grupos de oración que se reúnen vía Zoom.

“Rezan el Santo Rosario todas las noches desde las 8:00 p.m. por la cuenta de Instagram”, comentó Arias que inició hace 23 años en esta misión evangelizadora, interesada en involucrarse en el proceso de formación en la fe de sus hijos. “Me gustó tanto este esquema, que decidí quedarme como guía, es una experiencia transformadora para las familias”, indicó.

Guías. Sus formadores se capacitan siempre.

Los niños se han mantenido unidos de manera constante y se han consagrado a Jesús y María. Su vivencia de fe los ha llevado a comprender la situación de los niños que padecen cáncer, enviándoles mensajes esperanzadores a través de dibujos.

Los grupos de niños son dirigidos por sacerdotes, personas interesadas en ser guías, catequistas, etc.

Origen de este ministerio

Esta es una respuesta al llamado que hizo la Virgen María en Fátima, Portugal, que pedía a los niños oración, reparación y amor a Jesús. En Panamá este ministerio inició el 7 de octubre de 1997, día que se conmemora el Santo Rosario.

XI Congreso Internacional
  • Del 8 al 11 de octubre se llevó el XI Congreso Internacional en el Salvador, de manera virtual. Unas 115 personas de 15 países, se reunieron vía Zoom.
  • En estos congresos participan solo los guías. En las sesiones se comparten las experiencias, así como las metodologías de enseñanza y a la vez crecer espiritualmente.
  • Los invitados en este congreso: padre Andrés Makowiec desde Aruba, padre Jorge Villarreal desde Ecuador, Monseñor Fernando Isern, Obispo Emérito en Estados Unidos, y por Panamá, padre Rafael Ochomogo.

El Ministerio de Amigos de Jesús y María Internacional tiene presencia en la Arquidiócesis de Panamá y en las diócesis de Chitré, Santiago y David, señaló Adriana Arias.

Asegura que los objetivos de este proyecto se cumplen a cabalidad, que cada niño conozca a Jesús, lo ame intensamente y lo tenga presente en la Eucaristía, así como en el centro de sus vidas y como encontrarlo también en los demás hermanos.

Talleres. Vía zoom han compartido en sus grupos.

“Buscar la conversión y el crecimiento en la fe, motivar e intensificar la unión familiar, tomando como ejemplo la Sagrada Familia y a los ángeles y santos”, agregó Arias.

Otras de las acciones pastorales de este ministerio son la promoción de la fidelidad del Evangelio a la iglesia y al Santo Padre, despertando en los niños los deberes apostólicos y el deseo de ayudar a extender el conocimiento y amor a Jesús.

Durante estos 23 años  se ha incrementado el número de niños y familias consagradas al Santísimo Corazón de Jesús y al Inmaculado Corazón de María y la promoción de la fe en las comunidades entre las familias y amigos.

Artículo anterior

“No llamen matrimonio a la unión igualitaria”, solicita el MFC

Siguiente artículo

Mujeres protagonistas de su propio rescate