ComunidadJóvenes

Política y juventud, desafío actual

La política pide un esfuerzo que implica tanto la formación de la conciencia como la continua conversión. Para brindar orientación y poner ideas en común, se realizó un conversatorio entre jóvenes de diferentes partidos políticos, independientes, educadores, gremialistas, de movimientos sociales y estudiantes, junto a la iglesia católica.
La iniciativa de la Comisión de Justicia y Paz buscaba unificar ideas y hacer frente a los desafíos que enfrenta la sociedad panameña, sobre todo en el período de elecciones que está cerca.
Monseñor José Domingo Ulloa resaltó las palabras del Papa Francisco en su reciente visita a Colombia, en donde habló de Panamá como país sede de la próxima Jornada Mundial de la Juventud.
“Estoy seguro de que en todos los jóvenes se esconde un istmo, en el corazón de todos nuestros chicos hay un pequeño y alargado pedazo de terreno que se puede recorrer para conducirlos hacia un futuro que sólo Dios conoce y a Él le pertenece. Toca a nosotros presentarles grandes propuestas para despertar en ellos el coraje de arriesgarse junto a Dios y de hacerlos, como la Virgen, disponibles”, fueron las palabras del Santo Padre, mismas que fueron reforzadas por el Arzobispo, al decir que los jóvenes no son el futuro, sino el presente del país.
Los jóvenes que asistieron hablaron de la importancia de participar en la política, recuperando el sentido ético y teniendo temor de Dios, para que al momento de tener responsabilidades o algún tipo de poder, la avaricia no gane y se dé paso a la corrupción.
Otros hablaron sobre la importancia de la educación y la capacitación a la juventud. Se dialogó además sobre la necesidad de que a los jóvenes se les dé espacios para que puedan decir abiertamente sus ideas, y puedan trabajar en ellas.
Además acordaron que la política es el medio para hacer el bien común en la sociedad, y que por lo tanto no deben avergonzarse de llamarse jóvenes políticos, sino tener fuerza para incursionar más firmemente en este campo.
Resaltaron la falta de formación en cuanto a temas de globalización, ética y participación ciudadana, porque si bien es cierto que la política es difícil, si se brinda capacitación, se puede lograr un mejor país.
El Padre Miguel Angel Keller, hizo presencia para hablar del Sínodo de la Juventud, que se realizará el próximo año y que fue convocado por el Papa Francisco, resaltando el papel fundamental de los jóvenes para nuestra Iglesia.
Así mismo, el Secretario Ejecutivo del Comité Organizador Local de la JMJ Panamá, Víctor Chang les habló de este importante evento que nos compete a todos como país.
Entre las conclusiones se acordó la realización de un encuentro regional de jóvenes políticos, con espacios de reflexión y diálogo junto a la Iglesia, sobre temas de la realidad nacional.

Artículo anterior

Acompañarse en la salud y en la enfermedad

Siguiente artículo

¿Está Jesús en nuestro diario vivir?