Curso BíblicoEspiritualidad

Una ventana entre la vida y la Biblia – la creación de la humanidad

Símbolos que responden a la propuesta de relacion armónica que debe existir entre los seres creados

Entremos a una propuesta de la relación armónica que debe existir entre los seres creados.  Leyendo el segundo relato de la creación (Gen 2), encontraremos respuestas y vamos a hacerlo a partir de  varios símbolos que aparecen en el relato:

Hacer de Barro: Simboliza la naturaleza humana. Que al alimentarnos de los frutos de la tierra, somos parte de ella, hijos e hijas frágiles y moldeables como el barro;

Soplar: Es dar vida, es un regalo de Dios;

Jardín: Para cuidar y cultivar, por ello somos amigos y huéspedes de Dios, quien nos coloca allí para proteger la naturaleza, invitándonos a nos destruirla y a trabajarla  para satisfacer nuestras necesidades;

No comer del árbol del bien y el mal: No podemos hacer todo, pues hay un límite en la vida, hacer todo es imposible, es ir más allá de nuestras capacidades;

No es bueno que el hombre esté sólo: Los  seres humanos  estamos llamados a la comunión, la realización y comunicación con los otros seres  de la naturaleza , y  entre varones y  mujeres;

Poner nombre: Es tener relación cercana con los otros seres y significa poner en mi memoria y corazón a los que me rodean;

Sacar de las costillas: es sacar de las entrañas, es ser parte del otro, de su misma naturaleza y con la misma dignidad;

Dejar hacerse uno sólo: Estamos llamados a crecer, a no vivir sobreprotegidos para siempre, llamados a independizarnos, a organizar nuestras vidas con un objetivo; éste  es el ideal de Dios.

Estaban Desnudos: Es la actitud interior, en la relación de pareja, que está llamada a cultivar la comunión plena, a no ocultarse nada, a mirarse a los ojos en forma transparente.

La Propuesta de Dios

Se descubre una relación  armónica y  cercana entre los seres de la creación, en la que se da una profunda comunión entre ellos, al punto de que el ser humano se descubre parte de la tierra, hecho de barro y con la tarea de cultivarla y cuidar de ella.  Relación donde el ser humano pone nombre a los animales.

Además, cultivar una relación afectiva y profunda entre el hombre y la mujer, para compartir  la misma dignidad, los mismos huesos y carne.

Dios quiere que podamos  cultivar relaciones fraternas y complementarias.

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL

“CHRISTUS VIVIT”

 (263-267)

El amor y la familia

GUÍA. El Papa Francisco le pide a los jóvenes ir contracorriente, rebelarse contra la cultura de lo provisional.

El Papa Fráncico expone a los jóvenes que es verdad que las dificultades que surgen en su familia de origen lleva a muchos de ellos a preguntarse si vale la pena formar una nueva familia, ser fieles y generosos. Y afirma que si vale la pena apostar por la familia. No dejen  que les roben el amor.

Hoy reina la cultura del provisorio: creer que nada puede ser definitivo, que el matrimonio esta pasado de moda, el disfrutar el momento, que no vale la pena comprometerse para toda la vida.

Le pide a los jóvenes ir contracorriente, rebelarse contra la cultura de lo provisional que en el fondo cree que los jóvenes no son capaces de  asumir responsabilidades y de amar verdaderamente.

Es necesario preparase y educarse para el matrimonio y desarrollar las virtudes del amor, la paciencia, la capacidad de dialogo y de servicio. Y educar la propia sexualidad.

Para aquellos que no son llamados al matrimonio o a la vida consagrada hay que recordar siempre que la primera vocación y las mas importante es la bautismal .

 

 

Artículo anterior

La educación jamás se detuvo

Siguiente artículo

Reflexionar antes del Año Nuevo