DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Vicariato de Darién continúa misión en comunidades

Los sacerdotes, diáconos, misioneros y religiosas del Vicariato de Darién comparten un trabajo pastoral en las comunidades de esta región del país.

Yoel E. González N.

La labor misionera en las comunidades del Vicariato Apostólico de Darién no cesa. Los misioneros están ahí, junto a los que sufren y pasan necesidades, ahora más golpeados por la crisis originada por la pandemia.

Patronal en Teteral

El obispo del Vicariato de Darién, Monseñor Pedro Hernández Cantarero, visitó la comunidad de Teteral que pertenece a la zona misionera de Metetí, que el pasado 21 de febrero estuvo celebrando la fiesta patronal de Jesús Nazareno. En la celebración eucarística le acompañaron el Diácono Edisson Cossio, el misionero Leicer Gamboa y el padre Gustavo Rivas.

La pandemia del COVID-19 agravó la situación de estas zonas misioneras que se encuentran abandonadas.

En su homilía, el obispo recalcó que el amor a Jesús Nazareno debe reflejarse en las obras cotidianas haci nuestros hermanos. “Al estilo de Jesús estamos llamados a amar hasta el extremo, amar y servir a todos, sin distinción de personas”, dijo. 

Antes de la celebración eucarística hubo una corta procesión con fieles de la comunidad y de otras comunidades aledañas, como: San Vicente, Arretí,  Sansoncito, Metetí y La Moneda.

En el marco de esta fiesta en honor a Jesús Nazareno, se celebraron tres bautizos de miembros de la familia Pimentel Rodríguez.

CELEBRACIÓN.Tres niños recibieron el sacramento del Bautismo.

Inicia Cuaresma en Metetí

Tomando en cuenta las medidas de bioseguridad, comunidades de la zona misionera de Metetí –aunque días después- se les impuso la Ceniza de manos del diácono Alexander Cossio. El sacerdote enfatizó que es un signo de humildad que implica un camino de  conversión, y un volcar nuestra mirada a Dios que es rico en misericordia que no se cansa de acoger a aquel que llega a Él con un espíritu contrito y humillado.

Fiesta patronal en Sansón Arriba

PROCESIÓN. El recorrido fue por algunas calles de Sansón Arriba.

El diácono Edisson Cossio acompañó a la comunidad de Sansón Arriba en la celebración de la fiesta patronal en honor a la Virgen Nuestra Señora de Lourdes. Un día antes, se realizó la procesión, tomando en cuenta las medidas de bioseguridad. Hubo rezo del Santo Rosario y cantaron alegres a la Madre de Dios, pidiendo por la salud de todos los enfermos, especialmente por aquellos afectados por el COVID-19.

Artículo anterior

Arrancan las clases virtuales

Siguiente artículo

Uso incorrecto de antibióticos provoca resistencia bacteriana