Uncategorized

A una sola voz exclamaron: ¡Bendice, Señor, a nuestras mascotas!

Mientras el Papa Francisco consagraba el Sínodo sobre la Amazonía a la intercesión de San Francisco de asís, en Panamá varias parroquias vivieron la festividad de este importante santo realizando la bendición de los animales, el mismo 4 de octubre o cerca de la fecha.

El padre Alejandro Goulbourne, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes hizo la ceremonia al día siguiente. Manifestó a los fieles “que el testimonio de San Francisco de Asís y de otras personas que han comprendido la grandeza de la obra de Dios, nos muestra que este camino conduce a la alegría, al compromiso transformado y a la paz”. 

“Felicito a los dueños de las mascotas presentes que honran su amor por los animales, cuya mportancia es la de un miembro más de la familia a quienes saben responder con amor y fidelidad por sus cuidados.”

Como una verdadera familia se reunieron en la puerta principal para recibir el agua bendita que roció el sacerdote Goulbourne, luego de todo el rito litúrgico.

En la parroquia San Francisco de Asís de la Caleta, la celebración fue más grande por ser su fiesta patronal. Durante los días de la novena, profundizaron en la vida del santo y en la Encíclica Laudato Sí.

“La bendición de las mascotas estuvo muy concurrida, hicimos una tanda en la mañana y otra en la tarde. Vinieron familias enteras entusiasmadas, deseosas de mostrar con orgullo a este miembro de la familia, hasta un gallo recibió la bendición” comentó entre risas María Antonella de Samudio, miembro de la Pastoral de Comunicación de la parroquia.

También en la Iglesia San Francisco del corregimiento de San

Felipe, una multitud de feligreses, dueños de mascotas asistieron a la eucaristía acompañados de estos hermanos menores, tal como les llamaba santo patrono de los animales, la ecología y protector del medio ambiente.

Artículo anterior

Subsidios a la pobreza: círculo vicioso o virtuoso?

Siguiente artículo

Enfrentando el vacio existencial