Opinion LaicosVariedad

Lo que se produce en la boca

Al igual que otras áreas del cuerpo tu boca está llena de bacterias, pero también hay enfermedades de índole espiritual en la que tu boca tiene un papel determinante.

Roquel Cárdenas

¿Sabías que tu salud bucal ofrece pistas sobre tu estado de salud general o que los problemas en tu boca pueden afectar el resto de tu cuerpo? Para protegernos debemos aprender cuál es la conexión entre la salud bucal y la salud general.

Al igual que otras áreas del cuerpo tu boca está llena de bacterias que en su gran mayoría son inofensivas, sin embargo, debes tomar en cuenta que tu boca es el canal de entrada, a tus vías digestivas y respiratorias. 

Normalmente las defensas naturales del cuerpo y el buen cuidado de la atención médica bucal, pueden tener las bacterias bajo control, sin embargo, sin una higiene bucal adecuada las bacterias pueden alcanzar niveles que pueden conducir a enfermedades.

Algunos estudios sugieren que las bacterias orales y la inflamación que provocan en tu boca, podría jugar un papel en algunas enfermedades, que hace que algunos problemas de salud sean más graves.

También hay enfermedades de índole espiritual en la que tu boca tiene un papel determinante, en ocasiones la única ayuda qué podemos obtener es a través del desahogo emocional, buscamos alivio a las emociones y sentimientos que nos afligen simplemente hablando.  

Esto en muchas ocasiones implica dejar salir las emociones que me están dañando y expresar nuestros sentimientos. Debemos recordar en cuantas ocasiones, hemos tenido que ir donde alguien a hablar para poder aliviar la carga que tenemos interiormente.

La boca es como una ventana a nuestro interior por la que podemos asomarnos al alma.

También en la higiene mental, el psicólogo realiza un tratamiento a través del diálogo donde la persona manifiesta de viva voz lo que lleva en su interior y el profesional va a determinar qué le aqueja al paciente. Inclusive puede aliviar el estrés emocional a través de palabras que puede manifestarle a la persona empatía y cariño.

El psiquiatra que ve en muchas ocasiones situaciones más complejas, no puede prescindir del diálogo con su paciente, para que le manifieste que tiene por dentro, qué le hace sufrir, que sueña, que se imagina, cómo ve las cosas.

Como vemos podríamos decir que la boca es como una ventana a nuestro interior por la que podemos asomarnos al alma de una persona a través de las cosas que manifiesta. Esto nos puede ayudar a nosotros a utilizar este medio para diagnosticar y aliviar nuestras dolencias, sobretodo de índole espiritual. ¿alguna vez nos hemos preguntado sobre el estado de nuestra salud espiritual? Tal vez, podríamos intentar hacer un autodiagnóstico…

«Raza de víboras, ¿cómo pueden ustedes hablar cosas buenas siendo malos? Porque de lo que rebosa el corazón habla la boca. El hombre bueno, del buen tesoro saca cosas buenas y el hombre malo, del tesoro malo saca cosas malas. Les digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres darán cuenta en el día del Juicio. Porque por tus palabras serás declarado justo y por tus palabras serás condenado.» Mateo 12, 34-37

Es normal que la mayoría de nosotros nos consideramos personas buenas, y tal vez este apelativo que Jesús usa de “raza de víboras” pensamos que no va con nosotros y podríamos dar una lista de personas a quien si le aplicaría esa descripción. Pero en este caso, al igual que ocurre con el mal aliento, es algo que tenemos nosotros y difícilmente podemos culpar a otros del mal olor que despide nuestra boca.

Queremos saber el estado de nuestra alma tenemos que ver si como las víboras nuestra boca destila veneno. El dañar a los demás con nuestras palabras, no es bien visto en principio, pero lamentablemente es tolerado y hasta aceptado en nuestra sociedad.

Eso hace que nos engañemos a nosotros mismos pensando que somos buenas personas cuando en realidad somos sicarios con la palabra. Generalmente pensamos que los pecados de murmuración no son pecados graves y que no ameritan una buena confesión… pero como hemos visto hasta ahora dicen mucho del estado de nuestra alma y que por… «tus palabras serás declarado justo y por tus palabras serás condenado.»

Artículo anterior

Dar a la confesión la importancia que merece

Siguiente artículo

Todos hemos aprendido habilidades y hasta descubierto talentos en Pandemia