Comunidadsalud

Marivi: la diabetes no la detiene

La diabetes, si es bien controlada, no es un impedimento para que su hijo lleve una vida normal.  

Giovanna Rodríguez Cáceres

Con 15 años, María Victoria Escobar, “Marivi”, como todos la llaman de cariño, vive con diabetes, y gracias al apoyo de su familia ha logrado llevar una vida plena, en la que practica el deporte de su pasión, el fútbol.

La enfermedad le fue detectada a los seis años de edad, pero esto no fue impedimento para salir adelante, tal como hace el futbolista del Real Madrid, José Ignacio Fernández «Nacho», a quien desde los 12 años se le diagnóstico, pero hoy con casi 31 años se mantiene en la élite del deporte mundial.

Marivi juega fútbol desde los 8 años, pertenece a la liga de fútbol de su colegio, donde es la capitana y juega defensa, en su club deportivo participa en ligas en donde la exhortan constantemente por su fortaleza y dedicación.

ALIMENTACIÓN. Una dieta balanceada, rica en nutrientes, es fundamental.

“El hecho que un niño o adolescente tenga diabetes, no quiere decir que no puede llevar su vida de manera normal”, asegura la señora Ilka Delgado, madre de Marivi.

Resaltó que es primordial comunicarles los cuidados que deben tener con respecto a esta patología, donde hay que tener una adecuada disciplina.

Sostuvo que es fundamental inyectarles esperanza y optimismo, indicándoles que la diabetes no es un impedimento para llevar una vida normal, siempre y cuando se siga con las indicaciones del médico, y las tres reglas de oro: tener la glicosilada en su rango, comer saludable y ejercitarse.

El apoyo tanto de su familia como de sus amistades es importante.

La madre de esta joven deportista exhortó a los padres, a que siempre les brinden la oportunidad de abrir sus alas hacia al deporte o cualquier tipo de actividad que prefieran practicar.

Indicó que, si no saben cómo guiar a sus hijos sobre los cuidados o manejo, en el Hospital de Especialidades Pediátricas Omar Torrijos Herrera (HEPOTH) de la Caja de Seguro Social laboran profesionales que les pueden ayudar.

Control de la diabetes

Los tipos de diabetes más comunes en edades pediátricas son la tipa 1 (DMT1) y la tipo 2 (DMT2).

El doctor José de Jesús Grimaldo, endocrinólogo del Hospital de Especialidades Pediátricas “Omar Torrijos Herrera”, informó que en niños la más frecuente es la DMT1, mientras que DMT2 se observa más en los adolescentes y está asociada a la obesidad. 

TERAPIA. El paciente debe asegurarse, si así lo ha dispuesto su médico, de contar con la cantidad adecuada de insulina.

Grimaldo esbozó que la DMT1 es un problema inmunológico que ocasiona destrucción de las células que producen la insulina, siendo un trastorno en el cual la glándula llamada páncreas, que secreta la insulina la produce poco o no la produce, hormona que es necesaria para permitir que la azúcar (glucosa) ingrese a las células y dé energía.

Regularmente indicó se observará que el niño tiene sed excesiva, demasiada micción, se orina en la cama, pérdida de peso. Además, manifestará hambre extrema, fatiga y debilidad, irritabilidad y cambios de humor

Cuidados
  • La adherencia al tratamiento es muy importante, hay que cumplir con los controles diarios de la glucemia, las citas médicas de todas las especialidades clínicas recomendadas.
  • El Dr. Grimaldo enfatizó que los padres deben estar pendientes del comportamiento de sus hijos para así actuar prontamente y se le pueda llevar el debido control.
  • En el Hospital de Especialidades Pediátricas Omar Torrijos Herrera de la Caja de Seguro Social se atiende a una población de aproximadamente 290 niños que viven con diabetes.

Precisó que el tratamiento se centra en controlar los niveles de azúcar y lo ideal es llevarlos a lo más aproximado de los normales con insulina inyectable.

En la DMT2 se produce insulina por el páncreas, pero en acción está bloqueada por factores como el sobrepeso y obesidad. En este tipo de diabetes es importante la herencia o los antecedentes.

Los complementos del manejo son alimentación balanceada, actividad física diaria o regular supervisada que permitirá un desarrollo físico y peso adecuado.

Artículo anterior

Profesión de votos perpetuos de Fray Nelson

Siguiente artículo

Panamá y Portugal unidas por la JMJ