Actualidad

“¿Una casa para todos? Renovando el Oikos de Dios”

La Iglesia llama a que –como cristianos– ayudemos a convertir nuestra casa común en un hogar para todos, a través de la oración y de buenas prácticas individuales y colectivas.

Betzaida Toulier U.

Desde que se instituyó la celebración ecuménica de oración y acción por nuestra Casa Común, inspirada por el Papa Francisco y su llamado a la conversión ecológica, siempre se escoge un lema. En esta ocasión es: “¿Una casa para todos? Renovando el Oikos de Dios”.

El Tiempo de la Creación 2021 – actividad promovida por el Movimiento Laudato Sí- desarrollada en concordancia de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación inició el 1 de septiembre y termina el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís, patrono de la ecología.

Acciones concretas

El Movimiento Laudato Si extiende una invitación a los párrocos y sus respectivas comunidades a participar con acciones concretas.

Como cristianos, no nos podemos quedar al margen de esta realidad, sino que, a través de la oración, y de unas buenas prácticas individuales y colectivas, debemos ayudar a convertir nuestra casa común en un hogar para todos.

Antes, el movimiento sugiere realizar un servicio de oración o culto durante el Tiempo de la Creación en las parroquias, que promueva la Encíclica Laudato Sí para involucrar a los fieles en el desarrollo de una ecología integral.

CELEBRACIÓN. Con motivo de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación.

De igual forma animan a ambientar el área eclesial con elementos naturales que representen el cuidado de la casa común, que llamamos nuestro “Hogar”. Entre otras actividades ecológicas sugieren también una siembra simbólica de alguna flor o planta en los alrededores de las parroquias.

Asimismo, se invita a colocar la tienda de Abraham en un jardín local, como signo de hospitalidad para los excluidos. Invitando a las comunidades a rezar con y por los más vulnerables de su comunidad.

Detalles
  • Oikos. Una palabra griega que significa «hogar» o «casa». Un llamado a la conformación de una red integral de relaciones para el bienestar de la Tierra.
  • Acción. El Movimiento Laudato Sí sugiere realizar actividades dirigidas a involucrar a los fieles en el desarrollo de una ecología integral en las parroquias.
  • Tiendas. Símbolo en el que se pretende representar el compromiso de salvaguardar un lugar para todos los que comparten la casa común.

La juventud se involucra

“Ahora, más que nunca, es el momento de actuar, de hacer algo concreto”, expresó Diana Mudarra del Movimiento Lautato Sí. Y es que la joven está consciente de su papel como cristiana y como ciudadana, de hacer del mundo un lugar más verde, más sano y sostenible.  

Destacó la oportunidad de renovar nuestra relación con el Creador, mediante la conversión y el compromiso concreto de construir una casa para todos, que se logra con pequeñas acciones como sembrar una planta o darle de comer a los animales de la calle.

Dijo que a los jóvenes les gusta hacer un selfie con la naturaleza de fondo, y les hace un llamado: “pues cuidemos y protejamos la madre tierra”.  

COMUNICADO. Lleva la firma del Señor Arzobispo, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta.

Tiendas de campaña

Este año, el Tiempo de la Creación, cuyo símbolo este año es la Tienda de Abraham, pretende representar el compromiso de salvaguardar un lugar para todos los que comparten la casa común y se anima a todas las comunidades instalar “en el jardín de la Iglesia o en un espacio verde”, una tienda de campaña en referencia a la tienda de Abraham, qué él y Sara abrieron a tres extraños en un acto de hospitalidad.

Para Jorge Ayala, secretario ejecutivo de la Pastoral de Movilidad Humana de la Arquidiócesis de Panamá, es un gesto de hospitalidad radical que apunta a las personas sin hogar, refugiadas y desplazadas, que en nuestro país ha aumentado de forma considerable.

Aprovechó para recordar la campaña: “Hacia un compromiso cada vez más grande”, que tiene por objetivo promover acciones concretas de sensibilización, incidencia y caridad hacia las personas migrantes y refugiadas.

La campaña incluye que las parroquias hagan una colecta de alimentos e insumos de primera necesidad a realizarse del 20 al 26 de septiembre. Los alimentos  recogidos en las parroquias se entregarán a las familias identificadas, en situación de vulnerabilidad.

Pero también esta campaña comparte un llamado a volver la mirada hacia los privados de libertad, para que sientan parte de nuestra casa común.

MISIÓN Salvar el planeta a través de la oración y de unas buenas prácticas individuales y colectivas.

Así lo señala un mensaje de Maribel Jaén, secretaria ejecutiva de Pastoral Social Cáritas, leído el pasado 1 de septiembre, con motivo de la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación. “Pedimos a todos los católicos que no seamos indiferentes a la dura realidad de los casi 19, 000 privados de libertad”, indicó tras comentar que es necesario que como Iglesia “nos acordemos de ellos tanto en nuestras oraciones como contribuyendo con donativos, ya sea con dinero o aportando útiles de aseo personal a la Pastoral Penitenciaria y sean entregados a los centros penitenciarios.

Las palabras de Jaén se dieron al final de la Misa presidida por el Arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, quien en su homilía refirió las palabras del Santo Padre de que “necesitamos aprovechar este momento decisivo para acabar con actividades y propósitos superfluos y destructivos, para cultivar valores, vínculos y proyectos generativos”.

El Tiempo de la Creación es la celebración ecuménica anual de oración y acción por nuestra casa común.

El Arzobispo también llamó a reconocer el rostro de Cristo en cada persona, en especial los más vulnerables, en los migrantes y refugiados, a quienes el Papa Francisco  nos llama a acoger, proteger, promover e integrar.

Firma

El comunicado de Pastoral Social Cáritas Arquidiocesana que lleva la firma del Señor Arzobispo  y de la secretaria ejecutiva de Pastoral Social Cáritas, anima a los párrocos a organizar un servicio de oración o un culto durante la celebración del Tiempo de la Creación (hasta el 4 de octubre), basado en la ecología integral. Además, se pide a los párrocos realizar actividades dirigidas a promover la Encíclica Laudato Sí.

Pastoral Social Cáritas Arquidiocesana también anima a los párrocos a ambientar, en el área circundante de la parroquia, con elementos naturales que representen el cuidado de la casa común. Asimismo, a realizar una siembra simbólica de una planta en los alrededores del templo.

Artículo anterior

Arrepentimiento y deseo de no volver a pecar

Siguiente artículo

Pastoral Educativa reinicia reuniones presenciales en Chitré